...mis fotos

A la izquierda Potosí y a la derecha Cochabamba, el río Caine es la frontera entre ambos departamentos...

4.11.11

‘La Ley de Telecomunicaciones todavía nos permite ser competitivos, creativos’

Juan Pablo Calvo - Es vicepresidente de Viva, la empresa de telecomunicaciones con una década de operaciones en el país; valora la competencia y la oferta de servicios de calidad y para cumplir con sus objetivos han invertido más de 80 millones de dólares en los últimos dos años. La preocupación en esta década es cómo democratizar las telecomunicaciones y llegar al área rural; asegura que están en eso, pero ahora avanzan en dar opciones de internet a
las pequeñas y medianas empresas.

— ¿Cuáles son los desafíos para las telecomunicaciones en el mundo y en el país?
— A nivel mundial, en los países que nos estamos desarrollando el enfoque es cómo democratizamos las telecomunicaciones para que la gente no sólo hable sino reciba todos los servicios que trae hoy la tecnología. En el mundo desarrollado ya tienen el 100% de penetración y están entrando en utilización de la telecomunicación en una gama de otros servicios; por ejemplo, ya hay dispositivos en los autos que si tienen un choque de cierto nivel, genera una llamada a un centro de atención y a la policía.  
— ¿Cómo cumplen ese reto?
— Mediante un esquema de competencia y competitividad, porque obliga a mejorar y una constante búsqueda entre las empresas. En Bolivia somos tres empresas.
— ¿Ayuda la actual Ley de Telecomunicaciones?
— Todavía nos permite ser competitivos, competir y ser creativos, no la hemos visto contraria a eso. Además, Viva es una empresa que cumple las leyes. Nos estamos reorganizando para darle al consumidor boliviano lo que el mundo tiene y que cumpla con la ley, reglamentos, etc.
— La nueva tecnología avanza rápido en el mundo...
— Es constante y nosotros tratamos de ser más rápidos y eficaces y que el consumidor no se sienta que no tiene el mismo servicio que hay en Beijing. La demanda es importante. Antes de que aparezcan el iphone y Android la gente quería teléfonos pequeños, livianos y alguien dijo no y que el mundo demandaba un concepto diferente. Hoy tenemos teléfonos celulares grandes, livianos y con pantalla táctil. La tecnología ha generado demanda. La comunicación ha entrado en toda faceta de la vida. Hoy se puede navegar en el móvil a una mega de velocidad. También hemos visto que se están desarrollando un sinfín de pequeños y medianos empresarios (pymes) y estamos empezando a crear servicios para su comunicación empresarial.
— ¿Por qué recién ahora se da la mirada a las pymes?
— La tecnología no nos acompañaba para darles lo que necesitaban. Hoy con el internet móvil y las redes que acabamos de instalar tenemos la oportunidad de ayudarlos a desarrollar sus negocios, que puedan conectarse con sus clientes de manera más eficiente, integrarse más al mundo. El 2010 y 2011 hemos invertido más de 80 millones de dólares para cambiar la red de Viva. Una pyme que hace chamarras busca el mejor cierre, tela, forro, ve que tiene compradores, averigua cómo anda la competencia y mejora su producción o decide cambiar y confecciona pantalones... Antes el grande tenía la información y el pequeño no. En el país, las pymes están más en las áreas urbanas y Viva, con Pyme Fácil, ofrece alternativas en internet.
— ¿Los costos son más accesibles?
— Bolivia tiene costos competitivos. El problema son los costos de salida del internet para llegar a las fibras submarinas. Estamos buscando la manera de hacer esta relación más eficaz.
— ¿Mejora su cobertura?
— La cobertura más grande es la de Entel, porque tuvo subsidio del Estado, que es bueno para el país. No creemos que con una radiobase se solucionó el problema de la cobertura, hay que encontrar formas más creativas para enfrentar el desafío. La calidad de la cobertura es importante. En Bolivia, la cobertura en el área urbana está cubierta, pero el problema es llegar a lo rural y también a las pymes. Nosotros tenemos una metodología: ingresamos con Puntos Viva que tienen la doble función de crear empresarios y complementarse con la gama de servicios. Tenemos 50.000 puntos.
— ¿También se abren espacios para nuevos empleos?
— Nosotros desarrollamos una parte del software de la empresa a través de una empresa hermana que, además, exporta software de calidad. Desarrollamos aplicaciones para los teléfonos celulares; pueden ser de terceras personas y nos asociamos para hacerlo. Mientras más necesidades haya y se creen soluciones, más crece el negocio y puedo bajar los precios. Así lo vemos.

SS. Publicado en El Financiero, 30 octubre 2011

Buscar en este blog

...lo más leído del blog en un mes