...mis fotos

A la izquierda Potosí y a la derecha Cochabamba, el río Caine es la frontera entre ambos departamentos...

12.1.13

El Año Internacional de la Quinua, una gran oportunidad para Bolivia

2013 es el Año Internacional de la Quinua (AIQ), lo que coloca a Bolivia y sus productores —unos 60 mil— en una posición privilegiada, al ser el único país del mundo que cosecha quinua real. La oportunidad se traduce también en la necesidad de políticas públicas para el sector.
Juan Ernesto Crispín Canaviri nació en la comunidad de Pozo al Mar, en la provincia orureña Ladislao Cabrera; es productor de quinua como lo fueron sus padres, fundador de una asociación de productores ecológicos y presidente de la Asociación Nacional de Productores de Quinua (Anapqui), organización pionera en la promoción y exportación del grano de oro que hoy conquista al mundo. Anapqui tiene cerca de 2.000 afiliados, aunque los productores de quinua en el país suman 60 mil, explica Crispín. Según datos oficiales, la cifra se acerca a los 70 mil.

Crispín salió bachiller en 1995 y migró a Cochabamba para titularse en Derecho, en la Universidad Mayor de San Simón. Regresó a su comunidad en 2001 y hoy dirige a 12 organizaciones regionales productoras del grano situadas en Potosí y Oruro, en diez municipios alrededor de los salares de Uyuni y Coipasa, área ideal para cosechar este alimento. “Nuestra producción es netamente de quinua real orgánica. Fuimos pioneros en Bolivia hace 29 años”, destaca.

“Como Anapqui vendemos en Asia, Europa, Norteamérica, Sudamérica y en Bolivia también porque en los últimos años el consumo local creció. Nuestro trabajo es promocionar y valorizar este producto ancestral”, enfatiza el presidente de esta asociación modelo en la producción orgánica. El valor al cual hace referencia Crispín fue reconocido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, que mediante la Resolución 66/221, del 22 de diciembre de 2011, declaró a 2013 como el Año Internacional de la Quinua con el fin de promover este alimento de alto valor nutricional. 

La propuesta la hizo Bolivia, con el apoyo de Argentina, Azerbaiyán, Ecuador, Georgia, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y Uruguay, y el respaldo de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). El lanzamiento del AIQ debía ser el 22 de octubre de 2012 con la participación del presidente Evo Morales, nombrado Embajador de la Quinua, pero se postergó por el huracán Sandy.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), las exportaciones de quinua se cuadruplicaron entre 2007 y septiembre de 2012. El volumen de ventas al exterior era de 10.585 toneladas por un valor de 13,1 millones de dólares y llegó a 18.625 toneladas a 55,7 millones de dólares.

“En cinco años han subido de 4 a 15% las parcelas cultivadas”, decía a mediados de 2012 el coordinador Regional Oruro de Fautapo, David Soraide, tras la presentación del Atlas Productivo de la Quinua Real.
El documento ofrece información técnica con mapas satelitales, reseñas y estadísticas que permiten visualizar las características del altiplano sur de Bolivia, en 11 municipios donde se cultiva la quinua real, única en el planeta. En Potosí son las comunas de Uyuni, Colcha K, San Pedro de Quemes, Llica, San Agustín y Tomave; y en Oruro, Salinas de Garci Mendoza, Pampa Aullagas, Quillacas, Santiago de Huari y Challapata.

El Programa Compasur de Fautapo (fundación que apoya a los productores) y los municipios fomentan la producción intensiva de quinua, pero también el repoblamiento del ganado camélido, imprescindible para la obtención de abono natural; y la ejecución de proyectos de riego.

Sostenible. El objetivo es cuidar eficazmente el uso de la tierra y planificar la ampliación de la frontera agrícola para el cultivo del grano de oro andino. “La quinua real es única en el mundo, no hay en otra región, el origen es Bolivia y ya estamos homologando con los países andinos” la Denominación de Origen, anuncia Soraide. Para Anapqui, este tema es una prioridad. Ellos lograron esta denominación para Anapqui y tienen la marca registrada en Estados Unidos. Ahora buscan que beneficie a todo productor de quinua real.
En el Plan Maestro para la celebración del Año Internacional de la Quinua. Un futuro sembrado hace miles de años, difundido en los sitios web de la FAO y del IV Congreso Mundial de la Quinua (del 8 al 12 de julio en Ecuador), se detalla que la distribución geográfica del cultivo en América del Sur se extiende por Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile, y su distribución varía desde el nivel del mar hasta los 4.000 metros sobre el nivel del mar. En tal sentido se producen quinuas del altiplano, de puna, de valles interandinos, de valles y de costa.

Asimismo, aclara que “el cultivo de la quinua en el mundo se expande. Países como Estados Unidos, Canadá, Francia, Holanda, Dinamarca, Italia, India, Kenia, Marruecos, China y otros están produciendo o realizando ensayos agronómicos para la producción comercial”.

Para Anapqui, la segunda prioridad es la industrialización. Se producen hojuelas, pipocas y harina, pero para otros productos se necesita “un empujoncito”. “Nuestras plantas procesadoras grandes están asentadas en Challapata y tenemos otras pequeñas en las regiones”, señala. En total son diez pequeñas plantas de Anapqui. 

Agua de riego, agua potable y energía eléctrica trifásica son necesarias para las modernas máquinas que están sin funcionar. Estos son los principales requerimientos para industrializar y Crispín dice que dependen del apoyo de los gobiernos locales, departamentales y central para lograrlo.

“Hay interés, no tenemos ningún acuerdo, pero hay compromisos de que van a apoyar al sector productivo”, afirma el productor. Según Fautapo y el IBE, existen 62 plantas procesadoras en el país: 16% artesanales, 27% semiindustriales y 57% industriales. 

Asfaltar los caminos vecinales y conectarlos a los departamentales es otra prioridad para Anapqui. Empero, el manejo sostenible de la producción es una preocupación. Están concienciando para el repoblamiento de llamas y vegetación a fin de evitar la erosión de suelos. El PIEB cuenta con varias investigaciones para el desarrollo sostenible de la quinua.

Bolivia preside el Comité del AIQ

En mayo de 2012 se estableció el Comité del Año Internacional de la Quinua bajo la presidencia de Bolivia, la vicepresidencia a cargo de Ecuador, Perú y Chile, y la relatoría de Argentina y Francia. Un grupo de miembros está constituido por los principales productores y exportadores: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Y en el otro grupo están países donde experimentan con el cultivo y/o son los principales consumidores: Australia, EEUU, Francia, India, Kenia y Egipto.

‘Vendemos quinua real, nadie más’
Juan Ernesto Crispín Canaviri, presidente de Anapqui
“Como productores nos enfocamos en el Año Internacional de la Quinua porque como país somos la cuna de la quinua real que se oferta en el mundo; además nosotros tenemos la marca registrada en Estados Unidos”, enfatiza el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Quinua (Anapqui), Juan Crispín Canaviri.
 “Otros productores (del mundo) pueden comercializar quinua, pero nadie más puede vender quinua real, sólo nosotros. Tenemos la denominación de origen y esto protege al producto. Aparece Perú con  productos de quinua real y eso es preocupante. La prioridad es que el mundo sepa que la quinua real es nuestra, de Bolivia, precisamente en eso estamos trabajando. Nos apoya el Ministerio de Desarrollo Rural en la determinación del lugar exacto de origen y el beneficio no es sólo para Anapqui, sino para todos los productores de quinua del altiplano sur, que suman unos 60 mil. Eso es lo que no se quiere entender. 
Exhorto a todos los productores a entender que (este objetivo) está a unas semanas de ser logrado”. “Somos una asociación nacional de productores de quinua que tiene 29 años. Fue fundada un 3 de diciembre en instalaciones del excine México como un brazo económico de la Confederación de Trabajadores Campesinos de Bolivia. Empezamos con cuatro organizaciones, dos en Oruro y dos en Potosí. Hoy somos 12 organizaciones regionales. Agrupamos a más de 2.000 familias, estamos en 192 comunidades, en diez municipios de los dos departamentos alrededor de los salares de Uyuni y de Coipasa. Nuestra producción es quinua real orgánica. Fuimos los pioneros en Bolivia. Anapqui es un referente en el mundo por promocionar la quinua hace 29 años. La primera exportación de un contenedor fue a Suecia”, recordó.

‘El objetivo es financiar la cadena’. 
Fernando Arteaga, presidente Banco Unión
La Sociedad Administradora de Fondos de Inversión Unión (SAFI Unión), en su afán de coadyuvar al Estado en promover la producción, consumo y transformación de la quinua, diseñó el primer Fondo de Inversión Agrario ProQuinua Unión.
Este fondo es un patrimonio autónomo de carácter cerrado constituido a partir de los aportes de inversionistas particulares y/o institucionales. Inició operaciones el 14 de noviembre con una cartera estimada de Bs 420 millones y una calificación de AA3 otorgada por Pacific Credit Ratings. Fernando Arteaga es presidente del directorio del Banco Unión y del Grupo Financiero Unión, que desde 2011 iniciaron estudios para crear fondos financieros de inversión y    coadyuvar a la cadena productiva de la quinua, en el marco del Plan Nacional de Desarrollo.
“En el Grupo Financiero Unión tenemos la misión de contribuir al desarrollo del país, democratizando el acceso a los servicios financieros. Productos como el fondo ProQuinua cumplen con esa misión. El  sector de la quinua es exitoso, nos brinda la oportunidad de mitigar    la crisis alimentaria, nos da soberanía alimentaria y su desarrollo está     enmarcado en el Plan Nacional de Desarrollo (PND)”. Hemos lanzado dos fondos y viene en camino el fondo AgroQuinua —ésta es una primicia. Nuestro objetivo es financiar estructuradamente toda la cadena de la quinua, desde el productor hasta el exportador, de manera que todas las necesidades se vean satisfechas”, manifiesta Artegag.
Ahora, agrega, la idea de financiar a través de privados surge de la necesidad de complementar la oferta con la demanda de dinero que involucre los riesgos y tenga los mitigantes adecuados, por eso tenemos una muy buena calificación de riesgo (AA3) para este fondo.

‘Nos interesa apoyar al productor’
Teodosio Huayllani, gerente de Sinsan Organic
En la producción orgánica “lo más difícil es cambiar el hábito del productor, tiene que darse cuenta de que es parte de su actividad, es una inversión intangible. Y seguimos capacitando”, enfatizó el gerente general de la Sociedad Industrial de Alimentos Naturales y Orgánicos, Teodocio Huayllani, en declaraciones a este medio en 2011. Huayllani  es además exportador de quinua orgánica hace 20 años.
“La diferencia con la competencia es que a nosotros nos interesa el productor más que la semilla. Vemos qué necesidades tiene, qué condiciones posee, cómo es su familia y valoramos esta parte para apoyarlo en su actividad agrícola. Consecuentemente, cuando das apoyo  a esas necesidades la semilla va a venir a la empresa. Por eso no dejamos de preocuparnos de los requerimientos de las familias. A la competencia le interesa la semilla y plantea al productor campesino pagarle un poco más o tal vez un poco menos por su producción de quinua. Nuestra política es diferente porque los productores nos dan una buena acogida y cada vez vienen más para poder afiliarse como productores orgánicos. En ese camino, alcanzamos la certificación (orgánica) para 2.500 a 3.000 toneladas de quinua. De los productores adquirimos entre el 80% y 90% de su producción para la exportación. Los clientes están satisfechos y los productores también. Ellos cuidan sus cultivos para la producción orgánica, además reciben un plus por este tipo de actividad. Por ejemplo, si la quinua está en Bs 500 en Challapata, le pagamos Bs 80 adicionales por kilo. Esto le permite mejorar sus viviendas. Es satisfactorio ayudar indirectamente al productor”.

Carbono 14 revela origen del cereal andino

Una investigación arqueológica sobre una vasija con quinua hallada en un chullpar (tumba andina) de la Cueva del Diablo (Potosí) situó a los granos entre el 1310 y 1445 después de Cristo. El análisis fue realizado por el doctor Chris Eastoe del Laboratorio de Carbono 14 de la University of Arizona. “Existe un 68% de probabilidades de que la antigüedad de la muestra se encuentre entre los años 1390 y 1445 después de Cristo (dC) y para mayor certeza, un 95% de probabilidades de que se encuentre entre 1310 y 1460 dC.
Ambas fechas se ubican cómodamente en lo que denominamos Periodo de Desarrollo Regionales Tardío (1250-1450 dC) y que en las cronologías surandinas se conoce como Periodo Intermedio Tardío (1100-1450 dC), en el periodo inmediatamente anterior a la expansión Inka (ocurrida a mediados del siglo XV)”, señalan los resultados difundidos por La Razón en 2010. La mancomunidad de Los Lípez logró estos avances con apoyo de Cáritas Dinamarca y Centro Inti. En la ruta de la quinua existen seis museos, entre ellos está la comunidad de Aguaquiza donde está la gruta de la Galaxia y la Cueva del Diablo.
 
Museos en la ruta de la quinua
Historia
En Los Lípez están los museos de la Llama y Sal, los Rituales, la Cueva del Diablo, la Gruta de la Galaxia, de la Quinua, Necrópolis de los Señoríos de Lípez, Kausaywasy y de la Cerámica y de la Cultura Yura.
 

El nuevo manjar de oro en la gastronomía francesa

Myriam Bacha, jubilada francesa, consume la quinua boliviana desde hace siete años y expresa: “Descubrí la quinua por azar en un supermercado, fui seducida por esos granitos amarillos y decidí consumirlos”, “es un producto de altísima calidad, de uno de los países más maravillosos que conocí”. El pasado año visitó Bolivia, apreció sus costumbres y probó sus alimentos. “Encuentro que la calidad de la quinua que compré aquí (Francia) es tan buena como la que se consume en Bolivia”. Para ella, el consumo de la quinua boliviana formaría parte del enfoque de solidaridad internacional: “Commerceéquitable” (mercados equitativos), modalidad de comercio internacional en favor de pequeños empresarios.
 
Producción de la quinua real
 
Cultivos
- Las zonas productoras de quinua real están en el Altiplano Sur de Bolivia entre el Salar de Uyuni y el Salar de Coipasa, que se encuentran ubicados en los departamentos de Potosí y Oruro, respectivamente.
- Los cultivos están en ocho provincias, 11 municipios y 351 comunidades, según datos en el libro Producción de quinua Oruro y Potosí del PIEB.
 
Tecnologías
- Víctor Pacosillo es diseñador y fabricante de una planta beneficiadora de quinua y de prototipos de cosechadoras y sembradoras que no dañan la superficie altiplánica. Recibió cooperación del CPTS (Centro de Promoción de Tecnologías Sostenibles) que diseñó la tecnología, con apoyo financiero de Usaid y la Embajada Real de Dinamarca.
 
Exportadores
- Entre las asociaciones de productores ecológicos que exportan están la pionera Anapqui, AOPEB, Cecaot y Coraca-RI.
- En la Cámara Boliviana de Exportadores de Quinua (Cabolqui) están las empresas Andean Valley, Coronilla, Irupana, Jatariy, Latco International, Quinoa Bol, Quinoa Foods Company, Saite, Simsa y Sindan Organic.

Promueve Bolivia alista unos 30 eventos de promoción en 2013

El objetivo del Año Internacional de la Quinua (AIQ) es centrar la atención mundial sobre el papel que juega la quinua y su valor nutricional en la seguridad alimentaria y erradicación de la pobreza, en apoyo al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y en ese marco, Promueve Bolivia organizará eventos de promoción del grano.
Iván Cahuaya, director de Promueve Bolivia, entidad pública con dependencia del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, adelantó que en el cronograma de este año (ferias nacionales, internacionales, ruedas de negocios, misiones empresariales y otros) se prevé el desarrollo de actividades paralelas para la promoción de la quinua. Se estima que se efectuarán unos 30 eventos en diferentes países.
Además buscarán abrir nuevos mercados. En Australia y países de Oriente Medio como Irán están interesados en adquirir el grano de oro, anunció.
En el marco del Plan Maestro del AIQ a Bolivia le toca realizar un simposio internacional sobre los valores nutricionales de la quinua, difundir el conocimiento tradicional de los pueblos originarios, así como la promoción de la Ruta de la Quinua. El presupuesto para este grupo de acciones es de $us 300 mil. Otras actividades tienen su propio presupuesto. El costo de implementar el Plan Maestro es de $us 2.882.630.
Más datos en www.congresomundialquinua.com.ec.
 
FAO: La quinua es un cultivo emergente
“La quinua está emergiendo como cultivo importante, con potencial de ser implantado dentro del sistema internacional de alimentos”, sostiene una nota de prensa de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el Año Internacional de la Quinua.
Detalla que “en este momento aproximadamente la mitad de la oferta mundial se cultiva en Bolivia, Perú y Ecuador, donde la producción sigue siendo familiar y orgánica. Se espera que los altos precios del mercado y el aumento del consumo, incremente rápidamente las áreas de cultivo de quinua. Por esta razón es necesario tomar acciones para promover una producción sostenible de acuerdo al enfoque de FAO”.
Esto implica evitar los riesgos de un incremento del monocultivo de la quinua y menor periodo de descanso de los suelos, así como la aparición y resurgimiento de plagas; una pérdida de la tecnología tradicional y el conocimiento local por uso intensivo de insumos externos y maquinaria agrícola; y que los pequeños productores vendan toda su producción, reduciendo su consumo familiar y provocando una dieta menos equilibrada y nutritiva.
También se busca evitar el “movimiento de germoplasma no registrado, debido a la creciente demanda para producir semillas para la expansión de las superficies sembradas”. Se estima que durante el AIQ se beneficien unos 130 mil pequeños productores de quinua de América del Sur.

Svetlana Salvatierra
6 enero 2013
Publicado en El Financiero

El grano de oro real se instala en el Viejo Mundo

Una periodista boliviana que radica en Francia relata que la quinua boliviana se oferta en grandes cadenas de supermercados porque su consumo ‘está de moda’ o es adquirida por ‘gente informada’.


La quinua, el grano cosechado hace más de 7.000 años, conocido como el “alimento de los incas”, es hoy un manjar de alta calidad en Europa. A principios del siglo XXI se vendía a un precio elevado, la situación no ha cambiado porque aún es un alimento para gente informada. Grandes cadenas de supermercados como Leclerc y Carrefour, así como pequeños centros de comida 100% natural como Biocoop abren sus puertas al cereal que poco a poco va encontrando espacio ante el exigente público francés.
El artículo es expuesto en secciones especiales de la conocida comida BIO (alimentos biológicos producidos sin químicos y procesados sin aditivos). En el dorso de cada caja se halla una variedad de recetas, además de un texto que relata las costumbres bolivianas y la historia de la quinua.
Robert Marchand, docente y profesor de historia y geografía, además de consumidor de la quinua, opina: “este es un producto Bio y por ende un 30% más caro que los otros”. Aunque hoy los precios del grano de oro son más bajos que hace algunos años, para el docente la quinua estaría destinada a un consumidor “superior” interesado en el cuidado de su salud.
Con una presentación de 500 gramos tanto en quinua amarilla como roja, “el cereal madre” se comercializa entre dos y cuatro euros la unidad según el supermercado. Un equivalente en moneda boliviana de Bs 18 a Bs 37. Un precio, para muchos, no muy alto en comparación con los beneficios que les aporta el grano, “cuando sé que es bueno para la salud, no me fijo en el monto al tiempo de pagar”, comenta Marie Porical, exempleada del Ministerio de Educación.
Para la jubilada Myriam Bacha, y consumidora de quinua, éste es un producto de altísima calidad. “Para algunos consumidores del cereal, los andes están de moda, pues hoy se sabe que la gente se alimenta sanamente con productos típicos y locales. Bolivia despierta curiosidad por su folklore, sus riquezas naturales y la novedad de contar con un presidente indígena”, agrega Marchand.
Nutrición. La nutricionista francesa Elise Cousse explica que se enteró hace poco de la existencia de este cereal rico en proteínas, minerales, con “grandes” ventajas con relación a otros granos. Lo que más destaca Cousse de la quinua es que no contiene gluten, y que es de gran interés para las personas alérgicas, que cada vez son más, sobre todo para los niños pequeños. Es un producto idóneo para sustituir a la harina de trigo.
En el Plan Maestro del Año Internacional de la Quinua se ratifica que  “las bondades peculiares del cultivo de la quinua están dadas por su alto valor nutricional. El contenido de proteína varía entre 13,8% y 21,9% dependiendo de la variedad. Debido al elevado contenido de aminoácidos esenciales de su proteína, la quinua es considerado como el único alimento del reino vegetal que provee todos los aminoácidos esenciales, que se encuentran extremadamente cerca de los estándares de nutrición humana establecidos por la FAO. El balance de los aminoácidos esenciales de la proteína de la quinua es superior al trigo, cebada y soya, y comparables con la proteína de la leche”.
El documento explica que “para algunas poblaciones del mundo incluir proteínas de alta calidad en sus dietas constituye un problema, especialmente en aquellas que escasamente consumen proteína de origen animal y deben obtener proteínas de cereales, leguminosas y otros granos. Aun cuando el aporte energético de estos alimentos es adecuado, las concentraciones insuficientes de aminoácidos esenciales (AAE) pueden contribuir a aumentar la prevalencia de la desnutrición”.
Señala que si se compara la composición de nutrientes de la quinua con el trigo, arroz y maíz “se puede corroborar que los valores promedios que reportan para la quinua son superiores a los tres cereales en cuanto a proteína, grasa y ceniza”.
Además destacan que la riqueza en aminoácidos le confiere propiedades terapéuticas muy interesantes: “la biodisponibilidad de la lisina de la quinua —el aminoácido esencial más abundante en sus semillas—, es muy alta mientras en el trigo, el arroz, la avena, el mijo o el sésamo es notablemente más baja. Este aminoácido que mejora la función inmunitaria al colaborar en la formación de anticuerpos, favorece la función gástrica, colabora en la reparación celular, participa en el metabolismo de los ácidos grasos, ayuda al transporte y absorción del calcio”.
 
Demanda  en los países europeos
Cifras
Según el IBCE, las exportaciones de quinua durante la gestión 2011 tuvieron 22 mercados de destino, mientras que entre enero y septiembre de 2012 se exportó ya a 24 países. Los principales mercados de exportación durante los dos años pasados  son: EEUU, Francia, Países Bajos, Canadá y Alemania


Buscar en este blog

...lo más leído del blog en un mes