...mis fotos

A la izquierda Potosí y a la derecha Cochabamba, el río Caine es la frontera entre ambos departamentos...

23.11.13

Chocolandia crece endulzando a La Paz desde hace dos décadas

Svetlana Salvatierra
15 de septiembre de 2013
Publicado en El Financiero
 
Era miércoles. Chocolandia abrió sus puertas el 4 de agosto de 1993 en el barrio de San Miguel. El deseo de los golosos de consumir chocolates se convirtió en un dulce negocio familiar. Sin miedo a la competencia, satisface el gusto de miles de clientes.
“Mi papá, Werner Kautsch, es austriaco y le gusta el chocolate. Desde chicas consumíamos grandes cantidades de dulces. Llevamos eso en nuestra sangre”, afirma Karina Kautsch.
En La Paz, la Bombonería Clavel, ubicada en El Prado, era líder sin competencia en este negocio. Pero hace dos décadas, Karina Kautsch emprendería un largo camino para ocupar ese lugar.
“Un día vi un local vacío en San Miguel y se me vino la idea de abrir una pequeña bombonería donde haya diferentes clases de dulces y chocolates que no se encontraban en la zona Sur, sólo estaba la bombonería en el centro. Además, hacía chocolates artesanales que tuvieron mucho éxito en el cumpleaños de mi hija y pensé que esos también podían venderse. Así me lancé y dejé el anonimato”, rememora con una sonrisa que ilumina su rostro.
Recuerda con cariño a la Bombonería Clavel porque de ella compró chocolates al por mayor para instalar su pequeño negocio. En esa época Breick ya tenía reconocimiento del público paceño y adquirió otra cantidad; también lo hizo de Belmore; y los dulces americanos fueron adquiridos de la importadora Fimex.
Con unos 25 productos diferentes abrió la tienda junto a su hermana Renate Kautsch y su tía Miriam Denegri. Hoy, Chocolandia tiene un espacio más grande en el área comercial de San Miguel, también adquirió el local de la Bombonería Clavel, vende más de 1.000 productos y genera empleo permanente para ocho personas.
En 1996 cambiaron de local y empezaron a importar más productos. Introdujeron la venta de dulces a granel que atrajo a los clientes. El diseño de Chocolandia “fue un suceso”, subraya. Ahora, por el mes aniversario y cerca del día de la primavera y del amor, lanzaron el programa “Arma tu paquete”. La caja que contendrá chocolates y dulces, un peluche, globos u otro detalle son elegidos por el cliente, desde un precio mínimo de Bs 30. Los jóvenes son “los más creativos”, asegura la gerente.
Los certificados son otra opción a la hora de regalar chocolates. Para entregar en cumpleaños o como premios, estos talonarios tienen alta demanda. Cada uno de ellos posee un valor diferente.
Al mes atienden a unos dos centenares de clientes. En la zona Sur la tendencia está marcada por los eventos que requieren chocolates y dulces para los niños, y en el centro de la ciudad a las necesidades de jóvenes y oficinistas.
Hace siete años que Chocolandia está en El Prado. Un poco antes, en 2004, tenían una sucursal en la calle Potosí pero la cerraron. Esa fue una época de preocupación, recuerda. Cerraban más veces de las que abrían las puertas en resguardo del local por las numerosas marchas y manifestaciones que pasaban por esa céntrica calle, aledaña al Palacio de Gobierno.
Olor a chocolate es lo que uno siente al entrar a ambas tiendas. “Queremos que te antojes de todo y eso es otra cosa”, destaca.
Para Ti de Sucre, Breick de La Paz, los tradicionales Belmore, Cóndor y los de exportación de El Ceibo tienen su propio espacio. “Antes tenías que ofrecer los chocolates nacionales. No era fácil. Hoy no porque son más ricos, naturales, con menos conservantes y sus presentaciones son más atractivas”, expresa. “Y las trufas con y sin licor, los palitos de naranja, las galletas forradas en chocolate”, son los artesanales que mantienen su demanda.
Kautsch sabe que hay productos que se venden en supermercados, pero está segura de que los clientes les son fieles. “Son los niños de antes que ahora tienen sus hijos y los traen a Chocolandia, al igual que la gente que viene y con la que puedes conversar y ayudar a preparar sus regalos. Nos gusta endulzar la vida de las personas”.

En el día a día del negocio
Trámites
Un certificado de importación puede demorar hasta tres meses y da la garantía de venta de productos de calidad.
Mercado
Navidad y el 21 de septiembre son los días de mayor venta.
Impuestos
Facturas electrónicas facilitan cumplir  con el SIN.

Buscar en este blog

...lo más leído del blog en un mes