...mis fotos

A la izquierda Potosí y a la derecha Cochabamba, el río Caine es la frontera entre ambos departamentos...

12.4.11

Ser Familia capacita y logra inserción laboral de mujeres

La Fundación Ser Familia Bolivia, con apoyo de la Fundación La Caixa de España, avanza en un programa de capacitación e inserción laboral de mujeres jóvenes de bajos recursos, logrando que el 90% de 50 personas hayan obtenido empleo y creado sus propios negocios en el área textil.
El proyecto Superando la vulnerabilidad de los/as jóvenes con mejores empleos e ingresos presentado por la fundación boliviana en la convocatoria mundial de La Caixa, fue elegido para cumplir con la capacitación e inserción laboral de 220 personas.
El gerente administrativo de Ser Familia, Freddy Flores Arancibia, enfatizó que el objetivo es “dar una alternativa de capacitación y trabajo a grupos que no tienen mucha atención” como los jóvenes provenientes de hogares con bajos recursos económicos, con niveles bajos de escolaridad, sin experiencia laboral. Mujeres jóvenes y/o jefas de hogar y personas con discapacidad son prioridad para que participen en los cursos gratuitos del programa Yo Puedo.
“Se les brinda asistencia técnica, capacitación, capital semilla y adicionalmente se les da apoyo en salud reproductiva, trata de personas y obtención de documentos de identidad para ellas o sus hijos”, enumeró Flores.
El programa Yo Puedo se inició en mayo del 2010. En su primera etapa, lograron acuerdos con grandes empresas textileras y exportadoras para que se sumen a este proyecto, facilitando los espacios para la práctica y luego puedan contratar a algunas personas.
Actualmente, la mayor demanda corresponde al sector textil, enfatizó Flores. “En base a un acuerdo con las empresas sobre lo que requieren, los cursos se forman en base a esas necesidades y se da la capacitación a medida. El mercado está demandando costura industrial, panadería y comida rápida”.
Hasta febrero se han organizado siete cursos, a través de los cuales 135 mujeres jefas de hogar (105) y personas con discapacidad aprendieron oficios para ingresar al mercado laboral.
Para participar en los cursos gratuitos se conformaron grupos de 25 personas. En los dos primeros meses se capacitan en el oficio, en el siguiente par de meses realizan prácticas en las empresas y luego están listos para insertarse laboralmente o crear su propio emprendimiento, para el cual reciben apoyo de un capital semilla y asistencia técnica en temáticas que le ayuden a ser un buen emprendedor, explicó.
“50 personas ya han terminado todo el proceso”, precisó Flores. Recordó que para que puedan permanecer en todo el proceso se les entrega un incentivo de Bs 8 diarios para que puedan asistir a clases o a las prácticas. Y las mujeres que tienen niños pueden ir con ellos, ya que un centro infantil, aledaño a las oficinas ubicadas en Villa Fátima, los atiende durante sus clases, sin costo.
“Como resultado del primer grupo capacitado tenemos el 90% de inserción laboral. Esto significa que están trabajando en empresas textileras exportadoras bolivianas”, destacó Flores.
Respecto al resto, “la tentación de viajar a la Argentina y Brasil es grande cuando ya tienen la capacitación en costura”. Por ello “se les da capacitación sobre trata de personas, se incide en la autoestima para que se sientan bien y puedan salir adelante”, manifestó.
“Tenemos dos emprendedoras a las que se les otorgó capital semilla. Una de ellas tiene un pequeño taller donde confecciona mandiles y la otra emprendedora confecciona centros de pollera o enaguas para las fraternidades de morenadas. Tienen contratos y mercados atractivos en La Paz”, destacó.

El programa  ‘yo puedo’
Los cursos del programa Yo Puedo se realizan en el Centro Comercial Corazón de María. La mayoría de las participantes son mujeres de entre 18 y 29 años, jefas de hogar, quienes reciben formación teórica, formación práctica, capacitación en la creación y gestión de una empresa.

Apoyan en la rehabilitación en centros de orientación
“Los ingredientes para una empanada de calidad son: harina, huevo, azúcar, polvo de hornear, el queso y sobre todo una gotita de amor; eso es lo que hacen las señoras de Nueva Oportunidad”, un grupo de internas del Centro de Orientación Femenina que se capacitaron y ahora venden en tiendas cercanas, con apoyo de la Fundación Ser Familia.
Se capacitaron a 20 personas y sólo 8 pasaron a la segunda fase, en el centro ubicado en Obrajes, precisó el gerente administrativo, Freddy  Flores. “Ahora están en la primera fase de capacitación 25 mujeres, en el centro ubicado en Miraflores”.
Como no es posible que salgan a hacer prácticas, se les brindó un capital semilla para que puedan arreglar máquinas y adquirir los insumos. Se espera que cumplan con la preparación de 2.000 panes marraqueta y 800 empanadas. Por el momento, para la comercialización reciben el apoyo de la Fundación. Se espera un permiso estatal para abrir una tienda.
“Sus problemas de baja autoestima están bajando, han visto una luz en su camino para dar sentido a su vida. El hecho de aprender, generar ingresos y sentirse útil hace que esa persona se sienta viva y feliz. Esa es la utilidad del proyecto”, enfatizó Flores.

Svetlana Salvatierra. Publicado en El Financiero, 10 de abril.

Buscar en este blog

...lo más leído del blog en un mes