...mis fotos

A la izquierda Potosí y a la derecha Cochabamba, el río Caine es la frontera entre ambos departamentos...

27.2.11

Control fronterizo y ventanilla única, un reto para las aduanas de Iberoamérica

Las tendencias en el comercio internacional están marcadas por un control fronterizo eficiente y construcción de la Ventanilla Única que faciliten al despachante de aduanas movimientos controlados de mercancías en beneficio de los consumidores.
Éstas fueron las temáticas analizadas en la primera reunión anual del Directorio de la Asociación de Agentes Profesionales de Aduana de las Américas (Asapra) realizada en Santa Cruz de la Sierra.
18 expertos y representantes de México, Uruguay, Panamá, Argentina, Perú, Brasil, Paraguay, Chile, Costa Rica y Bolivia compartieron información sobre los avances en la temática aduanera mundial y los resultados de la gestión de la Aduana Nacional de Bolivia para facilitar el comercio.
Esta actividad puede ser realizada en Bolivia por profesionales que cuentan con una certificación otorgada por el Servicio de Enlace Aduanero, destacó el presidente de la Cámara Nacional de Despachantes de Aduanas (CNDA), Pablo Mier Garrón, un potosino que lidera la cuarta generación familiar en esta profesión. La Aduana Nacional de Bolivia informó que empadronó a 63.000 operadores  de comercio exterior.
La CNDA fue fundadora y es afiliada de Asapra, organización internacional creada hace 41 años que alienta el perfeccionamiento de las estructuras aduaneras, la armonización de leyes y códigos, la unidad de los países miembros (42) y la jerarquización del rol de los auxiliares de la función pública aduanera. En ese camino, el reto para los despachantes de aduanas es trabajar en un escenario de confianza y seguridad jurídica marcada en la actualidad por la necesidad de que las administraciones aduaneras avancen en legislación armonizada en el control fronterizo y la creación de ventanillas únicas.
Asapra cuenta con 25.000 despachantes de aduanas que asumen casi el 90% del comercio del continente, remarcó su presidente, el mexicano Alejandro Ramos. “Hay controles que ya no sirven. Un ejemplo es el doble control. En México teníamos el Segundo Reconocimiento, una segunda inspección fiscal (...) para que no hubiera ningún acto irregular (en la Aduana)”; sin embargo, no tuvo resultados importantes y el costo de mantener esa burocracia era altísimo, puntualizó. “Ahí viene la ventanilla única que vemos que funciona” en algunos pocos países (4%).
En Bolivia, existen al menos 10 licencias y permisos para el comercio de mercancías, según el rubro y los tiempos de obtención pueden durar días y hasta meses.
Poner en un solo lugar físico o en red de internet las licencias de agricultura, sanidad, medio ambiente, armas, calidad, etc. “suena muy sencillo, de mucho sentido común pero cada ministro y cada dependencia tiene su competencia, su presupuesto y su reglamento; hay que empezar a hacer un cabildeo para analizar este tema técnico”, enfatizó Ramos.
Adicionalmente, se precisa del Operador Económico Autorizado. En Argentina avanzan con el Operador Confiable, en México se llama Alianza del Comercio Seguro. Se trata de una certificación que da confiabilidad al trabajo de todos los operadores del comercio exterior (transportistas, despachantes, consolidadores, importador, exportador y otros).
Estas acciones dependen de la aprobación de normas armonizadas de los gobiernos. No son leyes nuevas, son procedimientos que agilizan el trabajo del privado y permiten a los gobiernos un mejor control, administración de riesgo dirigida, especialmente en fronteras, a enfrentar ilícitos como el contrabando y el narcotráfico.

Actividades de la CNDA en el país
La Cámara Nacional de Despachantes de Aduana de Bolivia (CNDA) afilia a las personas naturales, profesionales y auxiliares de la función pública aduanera que, previo un examen de suficiencia para efectuar despachos aduaneros y gestiones inherentes a operaciones de comercio exterior, puede representar a terceros (importadores o exportadores).

Información contra la corrupción

En la reunión de Asapra, la presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia, Marlene Ardaya, coincidió en la importancia de fortalecer las administraciones aduaneras en beneficio del desarrollo económico de los países.
En el caso de Bolivia, manifestó que se está avanzando en disminuir el contacto de los operadores del comercio exterior con los técnicos aduaneros, a través del uso de la tecnología con el fin de avanzar en la erradicación de la corrupción.
Con ese fin han creado un Módulo de Información, el ModaI, que está en la página web de la institución y ya empezó a ser utilizado por las empresas para hacer seguimiento a sus  trámites aduaneros.
“Las aduanas tienen mala fama a nivel mundial, de ser una molestia para el usuario y por la corrupción”, precisó el presidente de Asapra, Alejandro Ramos. Pero, se debe a la “discrecionalidad de la normatividad; no debe ser discriminitoria. Todo lo que se pueda automatizar es positivo”, la ética y valores también cuentan, dijo. 

Costo de la regulación se transfiere al consumidor

Facilitar los procedimientos aduaneros aportaría a bajar los precios finales de productos.
La Aduana del siglo XXI apunta a mayor conexión entre las administraciones aduaneras, la ventanilla única y una administración de riesgo inteligente, plantea Asapra, siendo la meta final que los costos de las mercancías sean más accesibles para los consumidores.
El costo de la regulación se transfiere al consumidor final; no lo estaría pagando el intermediario sino que se suma a la pirámide de los precios de los productos que adquiere el consumidor final impactando en un costo vida es más caro; coincidieron en afirmar las autoridades de Asapra y la CNDA.
“En Bolivia tenemos instituciones que están operando cada una por su propia cuenta y el comercio exterior se complica y mucho más cuando estas sólo tienen base en La Paz. En Santa Cruz se hace el 50% de las operaciones de comercio exterior del país. Por ejemplo, los trámites (para medicamentos) se tiene que hacer en la Unidad de Medicamentos en La Paz. Eso es casi un
Obstáculo Técnico al Comercio Exterior”, manifestó el presidente de la CNDA, Pablo Mier.
“Si yo importo medicamentos y puedo sacarlos en un día reduzco mi presupuesto de almacenaje; pero si tiene que estar 10 días mi tarifa sube. Y si además traigo la mercadería con una línea de financiamiento y tengo 10 días más de costo financiero... hablamos de millones de dólares que sumados de poco a poco alguien las paga y es el consumidor”, detalló Mier. “Es casi el 20%”, manifestó el presidente de Asapra, Alejandro Ramos, haciendo una comparación con los beneficios de bajos precios que se obtienen en las zonas de libre comercio.
Los despachantes de aduanas son los representantes de las empresas, servicio que tiene un costo para ellas. “Lo importante es no desmantelar el control  para mejorar el ambiente de negocios”, no hacer lo contrario, enfatizó Ramos.
el comercio mundial
Un 70% del comercio mundial está manejado por un 30% de las empresas y, a la inversa, un 70% de las empresas generan apenas el 30% del mismo. Desde Asapra plantean que si las aduanas se concentraran en ese 30% estarían liberadas para labores como los controles al contrabando, valoraciones y otros.

Argentina, la primera con el Operador Económico


Argentina fue la primera Aduana de América Latina que puso en marcha la figura del Operador Económico Autorizado el 2008, informa Asapra según un boletín en el sitio web de la Cámara de Despachantes de ese país.
Silvina Tirabais, directora Nacional de Aduanas de Argentina, señalaba que “el año 2001 fue muy importante para Argentina y en particular para la Aduana porque introdujo cambios conceptuales que modificaron la forma en que la Aduana debía controlar.
Esto derivado no sólo de los acontecimientos de septiembre en Estados Unidos, sino de una crisis terrible que vivimos aquí, que elevó el sistema cambiario y que nos obligó a pasar de ser un país meramente importador a comercializar nuestros productos en la región de manera importante”.
“Posteriormente la OMA publica el marco SAFE. Todos los actores dentro del mismo círculo de seguridad para llevar a cabo las operaciones de comercio exterior lo más rápido posible y sin descuidar los controles. Estamos siguiendo los pasos de dicho marco: incorporar innovaciones tecnológicas en los mecanismos de control; garantizar la circulación fluida y segura de las mercaderías; preservar la integridad de la carga; optimizar la seguridad y facilitación de la cadena logística e intercambiar información, de manera oportuna y precisa, para llevar a cabo el análisis de riesgo”.

Svetlana Salvatierra, publicado en El Financiero 27 febrero 2011

Buscar en este blog

...lo más leído del blog en un mes