...mis fotos

A la izquierda Potosí y a la derecha Cochabamba, el río Caine es la frontera entre ambos departamentos...

10.9.13

Alejandro Mac Lean: Bisa lanza seguro para enfermedades graves, como cáncer, y para trasplantes

Es vicepresidente ejecutivo de Bisa Seguros y Reaseguros S.A. explica que han sido ‘tímidos’ en promocionar uno de sus servicios: un seguro de salud que este año trae una alternativa para quien sufre de alguna enfermedad grave. La experiencia les prueba que la necesidad es mayor a medida que pasa el tiempo. Asegura que los costos son accesibles. Un ejemplo es la prima anual de cerca de $us 256 por un seguro de salud con una cobertura de un millón de dólares.

—¿En estas dos décadas de trabajo qué productos presentaron y cuándo ingresaron al sector de seguros para salud?
— En el ámbito corporativo desarrollamos integralmente programas de seguros para las empresas grandes, medianas y pequeñas. ¿Cuál es la combinación de un programa empresarial de seguros? El corazón es la póliza de todo riesgo de daños a la propiedad, acompañada de pólizas de responsabilidad civil, de transporte, de accidentes personales, de automotores y de salud para sus empleados, es decir, un conjunto de elementos cuyos riesgos puedan trasladarse, de modo que tengan acceso a una red de protección. Bisa Seguros compró Unicruz que tenía una serie de productos, entre ellos el seguro de salud y desde el 2000 también lo ofertamos. Este año lanzamos uno para enfermedades graves.
—¿Cuánto significa en cifras?
— Los programas de seguros empresariales que tenemos representan el 62% de nuestro negocio, el 38% son para personas y sus familias, que ha sido el mayor esfuerzo en esta década y con énfasis en estos últimos tres años.
—¿Cómo se distribuyen en su cartera los de personas?
— Ese 38% representa unos 15 millones de dólares de nuestra cartera. La mitad es para salud y la otra es una combinación de seguros para automotores y domicilios porque la gente recién toma conciencia (de la importancia de una cobertura para estos bienes). A quienes tienen crédito para su casa, el banco les obliga a tener un seguro. Por ejemplo, por la prima para un departamento de unos 60.000 dólares pagaría al año aproximadamente 90 dólares, o sea unos 50 bolivianos al mes.
—¿Cuáles son los seguros en salud que hoy ofrecen?
— Uno es el Plan Vital, que está concentrado en los servicios médicos locales que cubren las necesidades médicas de una familia o una persona con una red de clínicas, laboratorios, farmacias y médicos especializados que conforman en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Tiene un límite de cobertura de hasta 10.000 dólares al año. Hay familias y personas que compran un seguro adicional de 50.000 dólares para casos más serios tratados en el exterior. Éste cubre enfermedades excepto las preexistentes como cáncer y las de transmisión sexual. Respecto a esta última, es bueno aclarar que es una política que se sigue en todas las empresas del mundo.
—El otro plan cubre enfermedades graves, ¿cuáles?
— Son nueve patologías: enfermedades neurológicas; cirugía cardíaca; angioplastia; tratamiento de cáncer, incluyendo quimioterapia, radioterapia; cirugía reconstructiva; trauma grave y rehabilitación; insuficiencia renal crónica (diálisis); quemaduras graves y cirugía; desorden infeccioso grave (septicemia); y trasplante de órganos como corazón, pulmón, páncreas, riñón, hígado y médula ósea. Este Plan de Enfermedades Graves lo tenemos desde hace cuatro años; era un complemento del Plan Vital, pero a partir de este año lo ofrecemos por separado. Hemos atendido casos de accidentes graves, enfermedades cardiológicas y vemos que los casos de cáncer suben. Aún no hemos cubierto trasplantes.
—¿Costos?
— Por ejemplo, un cáncer de páncreas con operación en Estados Unidos cuesta más de 200.000 dólares. La estructura de costos tiene que ver con el nivel deducible que es la parte que paga la persona ante la situación y el monto de capital asegurado. Si una persona requiere un capital asegurado de 500.000 dólares, tiene entre 40 y 44 años, y un deducible de 10.000 dólares la prima anual que paga es 256 dólares; esto significa que cada mes cancelará unos 22 dólares. Para una persona que quiera un millón de dólares con el mismo deducible y rango de edad pagaría 280 dólares de prima anual.
—¿En que momento deciden que es importante cubrir las enfermedades graves?
— Dos cosas: desde el punto de vista estratégico nos hemos propuesto crecer en los seguros para personas y tener una presencia mucho más fuerte; y vimos casos de personas que tenían el Plan Vital y no les alcanzó el capital asegurado. Obviamente, las personas lo van a solucionar vendiendo su casa, prestándose plata, pero eso se puede trasladar a un seguro.
—¿Qué respaldo tienen para ofrecer este tipo de seguro?
— Tenemos un esquema de reaseguro muy importante y el de Bisa Seguros. Trabajamos con una de las más importantes empresas del mundo que es la Compañía Suiza de Reaseguros, con sede en Zúrich.
—¿Cuántos clientes ya tienen en este seguro de salud?
— En el Plan Vital tenemos inscritos cerca de 30.000 clientes y en el Plan Enfermedades Graves ya suman 2.000. La mayoría contrata por un millón de dólares y medio millón de dólares. Los casos muy graves que atendimos hasta ahora estuvieron por un monto de 250 mil dólares.
—¿Cuál es la situación económica de Bisa Seguros?
— Al 31 de julio, nuestro patrimonio está en 18,2 millones de dólares; el ‘primaje’ sobre 27 millones de dólares; pagamos siniestros por más de 10 millones de dólares; el nivel de inversión es superior a 25 millones de dólares. Gracias a esto tenemos la calificación de riesgo AA2+, apuntamos a la AA1+ hasta fin de año. En los últimos cinco años pagamos 120 millones de dólares en todos los riesgos.
 
Perfil
Nombre: Alejandro Mac Lean
Nació: 1960
Profesión: Economista
Cargo: Vicepresidente Bisa Seguros y Reaseguros
Experto en el sector financiero y asegurador
Es paceño, bachiller del colegio Alemán. Obtuvo una beca para estudiar en la Universidad de Texas y se tituló en Engineering Management y Economía. Tiene Maestría en Administración Pública de la Universidad de Harvard. “Al estar muy metido en los temas de desarrollo decidí profundizar mis conocimientos en el área financiera, banca, pensiones y seguros. Y al terminar la maestría se me dio la posibilidad de trabajar en el Banco Bisa”, recordó. De 1994 a 1997 estuvo en las gerencias de Finanzas y Tesorería. “Eran los años en los que se conformaron las empresas subsidiarias en el ámbito bursátil, y se desarrolló una estrategia de crecimiento del banco en el negocio de tesorería, inscribirlo en la Bolsa Boliviana de Valores y lograr la primera calificación de riesgo de la banca boliviana”, destacó. Por una decisión del Grupo se hizo cargo de Bisa Seguros, siete años después de su creación.

Svetlana Salvatierra. Publicado en El Financiero, 8 septiembre 2013
 

Buscar en este blog

...lo más leído del blog en un mes