...mis fotos

A la izquierda Potosí y a la derecha Cochabamba, el río Caine es la frontera entre ambos departamentos...

2.6.12

‘Queremos ver a nuestros hijos crecer bien alimentados’

La Razón / El Financiero
Svetlana Salvatierra / Huacullani, Tiwanaku
27 de mayo de 2012

Hervir leche y hornear pan es sencillo. Lo difícil es convencer a las autoridades municipales que compren los productos a mujeres organizadas para un desayuno escolar sostenible; y a los maridos de que sus ingresos mejorarán y sus hijos estarán bien alimentados.
Un proyecto del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas para la ayuda alimentaria lo logró en 30 municipios con índices de extrema pobreza y bajo desarrollo humano en Bolivia. En La Paz, se aliaron con la Asociación Cuna para financiar el equipamiento y la construcción de una planta de producción de panes enriquecidos con cereales andinos.
El objetivo del proyecto productivo fue aportar al Programa de Alimentación Complementaria Escolar en el municipio de Tiwanaku. Eran 28 las mujeres que empezaron un negocio local, quedan 25 y están bien organizadas en la producción de raciones líquidas (yogurt y leche con pito de cebada) para unas 12 unidades educativas (casi 600 alumnos), desde hace tres años.
Se preparan para elaborar las raciones secas (panes y galletas de maíz, quinua, haba, cañahua) que venderán al municipio a partir de junio para el desayuno escolar. Es un compromiso asumido por las autoridades locales y con el respaldo de la Ley de Revolución Productiva Comunitaria y Agropecuaria.
“Queremos ver a nuestros hijos crecer bien, que se alimenten bien. Por eso estamos aquí, todos los días y a veces tenemos que dejar nuestras casas”, dijo, tímidamente, la presidente de la Asociación de Productoras Agropecuarias Artesanas del cantón Huacullani (Ampach), Helena Choquehuanca de Cruz.
Aprendieron a elaborar el yogurt. Tienen diez variedades, pero a los escolares, que reciben su ración en las tazas que llevan de sus casas, les gusta más los de frutilla y durazno, manifestó con orgullo la responsable de esta área, Francisca Loza Mamani.
“Nos hemos organizado para rotar y para que no descuidemos nuestras casas. Tenemos vacas, pero no todas son lecheras. Unas tienen unas cinco, otras ocho.
Traemos la leche para elaborar el yogurt. El municipio nos compra en Bs 8,30 el litro de yogurt y Bs 4 la leche con cereal. Es un mercado seguro”, relata Choquehuanca. Y afirma enfática que “si no hubiéramos estado organizadas, no hubiera llegado el horno”.
Con el apoyo del PMA y la Asociación Cuna, se implementó primero una línea de producción artesanal de derivados lácteos y luego la planta de producción artesanal de panes fortificados con cereales andinos, entregada el martes a Ampach. Si bien los equipos fueron donados, las mujeres pusieron su contraparte para construir la edificación. El primer año de la venta del yogurt permitió a Ampach reunir el dinero suficiente para la contraparte de unos Bs 25 mil. No necesitaron utilizar recursos de sus ingresos familiares.
El alcalde municipal de Tiwanaku, Marcelino Copaña Alejo, confirmó que este año adquirirán los deliciosos panes de maíz, cañahua, galletas de haba y empanadas de quinua con queso. “Nosotras podemos hacerlo y tenemos la capacidad”, dijo Demetria Quispe Ramírez, una de las responsables del horno, mientras miraba sonriente a los escolares y mallkus, que agolpados levantaban los panes.
Señaló que se preparan para elaborar su propuesta para el municipio. “Vamos a sacar precios. Y ahora sembraremos más. Ya sabemos cómo hacer pan. Vamos a sembrar más habas, quinua. Eso pensamos”.
Los representantes del PMA y Cuna destacaron el trabajo de las mujeres y el compromiso del municipio para dar sostenibilidad al emprendimiento productivo.

Ubicación de Huacullani
Huacullani está en la península de Taraco, en la región sur del lago Titicaca, es parte de la provincia de Ingavi del departamento de La Paz.
En el documento ‘Progreso de los Objetivos de Desarrollo del Milenio’, en el sitio web del INE, la tercera sección Tiwanaku tiene una incidencia de extrema pobreza del 73,5%.

La escuela es un eje de desarrollo comunitario

El Programa de Alimentación Escolar Sostenible (PAE) del Programa Mundial de Alimentos (PMA) intervino en 51 municipios con altos índices de pobreza y bajo el desarrollo humano. Logró una fórmula para combatir el hambre: empoderamiento de la mujer, emprendimiento productivo local y compromiso del gobierno municipal y de las escuelas.
En 2010 prestó su apoyo en los municipios de Potosí, Chuquisaca, Santa Cruz, Tarija, Beni, Pando, Oruro y La Paz. Intervenir en los municipios más vulnerables de Cochabamba y otros más en Potosí y Chuquisaca forma parte del nuevo programa País 2013-2017, cuya aprobación de la Junta Directiva del PMA se espera para el próximo mes.
En esa gestión se construyeron 12 nuevas plantas de transformación de alimentos y empezaron a operar. Éstas se suman a las 45 que ya instaló el PMA. Y ya son más de 15 las asociaciones de productores que venden sus productos a los gobiernos municipales para el desayuno escolar.
Granola, galletas de palqui, yogurt, mantequilla de maní, turrón de amaranto, arroz, api integral, janka lagua, mermelada de durazno, charque de llama con tostado de maíz, alfajores, harina de yuca, jugo de asaí y majo, harina de plátano verde, son algunos de los productos que se elaboran en comunidades rurales. Muchas de ellas están en áreas geográficas con caminos de difícil acceso y sin cobertura de servicios básicos.
Para 2011, el PMA con el proyecto PAE Sostenible y el Food Facility logró consolidar 53 emprendimientos productivos en siete departamentos, excepto Cochabamba y Pando.
Adicionalmente logró que en las escuelas o sus alrededores se construyan microclimas adecuados para la producción de alimentos. Se construyeron 506 invernaderos. Se suman otros 421 huertos escolares. Las verduras cultivadas en estos lugares sirven para la elaboración de los almuerzos escolares.
Sin embargo, la obligación de los municipios es proveer del de-sayuno escolar y los productos, ahora locales que compran, son elaborados por asociaciones de productores, mujeres en un gran porcentaje, quienes reinvierten el dinero recibido en el mismo territorio. De esa forma, el movimiento económico generado impulsa el desarrollo económico local.
Mujeres y hombres productores fueron capacitados en la normativa para las compras locales municipales con el fin de que puedan participar en igualdad de condiciones que otras empresas; conocen sobre inocuidad alimentaria y cuidan que los alimentos sean higiénicamente elaborados.

Buscar en este blog

...lo más leído del blog en un mes