...mis fotos

A la izquierda Potosí y a la derecha Cochabamba, el río Caine es la frontera entre ambos departamentos...

8.2.11

Mineros de Bolsa Negra resisten entre wólfram y oro


Campamento minero a 5.800 msnm en el Illimani

Aceros rápidos para herramientas e imanes y joyas delicadas, demanda el mundo desarrollado. Necesita del wólfram y oro para producirlos. Hoy, con precios altos, los mineros de la cooperativa Bolsa Negra tienen trabajo en las mismas condiciones difíciles del siglo pasado.

A dos horas y media de la ciudad de La Paz se llega a la comunidad Totora Pampa; desde allí, un desvío lleva durante una hora, por un camino estrecho y sinuoso, a las faldas del Illimani hasta el campamento minero Bolsa Negra. Si se sigue la ruta de tierra se encuentra a Tres Ríos y 15 minutos después a la mina de wólfram de la misma cooperativa minera.
En la mina Bolsa Negra, el camino verdadero, con su gente generosa, protege al forastero, en ritmo de huayño, describe Toribio Véliz, uno de los fundadores, la atracción que esta zona tiene en los jóvenes mineros que llegaron y allí nacieron. Una mina está en las faldas del Mururata y la otra en los pies nevados del Illimani.
“Nosotros estamos aquí coyunturalmente porque con el alza del precio de los minerales del wólfram estamos subsistiendo. El costo de las operaciones ha subido bastante, un barreno (punta de metal que utilizan las perforadoras para sacar el metal de las paredes del socavón) que valía  Bs 300, ahora cuesta Bs 800”, precisa el presidente de la cooperativa, Simón Condori.

En esta mina cuentan con 241 socios, 43 son mujeres. Son las socias cooperativistas, antes llamadas palliris. Ellas siguen sacando el wólfram a golpe con grandes martillos, fuera de la mina y al borde del desmonte (donde se bota las piedras, cuarzo y piritas que no sirven). Ellas trabajan de 6.00 a 18.00 y descansan el domingo. Ellos, en turnos, trabajan las 24 horas del día. Tienen suerte con algunas vetas, en otras, la suerte no los acompaña por largo tiempo.
“Necesitamos ayuda técnica”, reclama Véliz. “Antes los ingenieros de Comibol nos ayudaban”, pero después de la crisis de precios a mediados de la década del 80 del siglo pasado, la empresa estatal dejó de prestar esos servicios. Y siguieron trabajando. “Somos autogestionarios”, reitera con orgullo; a pesar de recordar las fallidas ofertas políticas de los gobiernos pasados, sea para darles la mina, maquinaria moderna, etc.

“Para sacar una tonelada de wólfram ... eso depende de la estructura de las vetas. Hay secciones que en seis meses no sacan nada y hay otras que están produciendo. Cuando hay una veta rentable, en 10 ó 15 días sacan una tonelada”, dice Condori.
La producción de wolfram de Bolsa Negra se entrega cada dos meses. Son 8 ó 10 toneladas. Antes de que el precio internacional suba llegaban a 6 toneladas. “Están trabajando en la parte superior de la mina, porque la parte inferior está totalmente anegada de agua”, precisan adquirir bombas de agua que les permitiría producir hasta 20 toneladas.
“El kilo de wólfram está en Bs 60”, subraya Condori. Antes costaba 3 Bs, recuerda Martín Durán, oriundo de Totora Pampa, minero, panadero, socio y chofer de la cooperativa. Es el enlace entre la mina y el campamento minero aurífero en el Illimani.

Rolando Mallku Callawara es el coordinador del Sector Illimani de la cooperativa Bolsa Negra. “Llegué a mis 16 años. He vuelto a retomar la dirección. Me dieron la confianza para sacar adelante a la cooperativa que está postergada”. A 5.800 metros sobre el nivel del mar, alrededor de una laguna en las nieves del nevado más alto del país, se organizan en 14 secciones. Hay 120 mujeres, sólo 24 son socias, las otras son esposas que allí habitan con sus hijos. Ellas también esperan que les regalen carga (pedazos de roca con hilos de oro) para obtener a puro golpe el preciado mineral.
Cuentan con 84 pertenencias y una cuadrícula. Las patentes tienen sus pagos al día. En “La Fabulosa Suerte” están 167 socios y con similar número trabajan en “La Recuperada”. La cuadrícula es para la cooperativa Bolsa Negra.
“La producción es según lo que trabajan. Si no trabajan, entonces no comen”, repite el coordinador. El paisaje es hermoso a esa altura, pero sobreviven en pequeñas construcciones de piedra y techo de lona que construyeron. Luchan a diario con la nieve que tapa las entradas a sus secciones. Este martes, La Razón los visitó. Día antes, la nieve llegaba a la cintura.

“Llegaron con solcito”, comentó doña Emma, una socia que al menos dos veces a la semana sube y baja por los bordes de la montaña. Conoce cada piedra de memoria. Una mala pisada y sólo el vacío espera. Uno de los mineros perdió así la vida tratando de cuidar el campamento de los avasalladores. Uno de ellos fue Carlos Iturralde, que llegó con “jachos” (soldados); pero en 1998 ganaron en la pelea legal. Ahora están alerta frente a los campesinos, que bajo el paraguas de la nueva Constitución Política del Estado buscan obtener beneficios. Mallku espera que bajo la nueva directiva de Fencomin, el Gobierno consensúe con el sector cooperativista el nuevo código o ley minera. “Nuestros hijos necesitan estudiar y comer a diario. Si vienen a molestar a Bolsa Negra, se van muertos o nos botan muertos. Hay dinamitas. No hay miedo. Estamos acostumbrados a eso...”.

Una alternativa se abre para los mineros. La Federación Nacional de Cooperativas Mineras busca el desarrollo tecnológico y productivo del wólfram con la puesta en marcha de la Empresa Boliviana de Ferrotungsteno (Ebofe).

Objetivo: construir un camino

“El desarrollo llega siempre que hay camino”, asegura Rolando Mallku Callawara. Este año construirán otro. El único camino que ellos construyeron beneficia a otras cooperativas, más abajo en la montaña. Gastan Bs 12.000 sólo en transporte. “Por la arroba de víveres en los burritos nos cobran Bs 25, antes Bs 50”. Además precisan licencia del Ministerio de Defensa para comprar a la estatal Fanexa los explosivos, una caja cada 15 días.


Mineros en mina de wólfram Bolsa Negra, llena de chorreras
Propuestas

Rolando Mallku
‘Que hagan un análisis antes de revertir’
Nuestro asesor nos señala que va a haber cambios con la nueva ley minera. Se dice que todas las concesiones mineras se revertirán al Estado y eso a nosotros nos molesta mucho.
Aquí hay muchas empresas privadas que tienen grandes concesiones como la empresa Himalaya que tiene 30 cuadrículas o la empresa Minera Unificada que tiene 260 pertenencias (áreas de explotación).
Nosotros en la cooperativa Bolsa Negra somos tantos socios y estamos en un lugar bien pequeñito. Lo que nosotros queremos es que se haga un estudio de quienes tienen poco terreno, quienes trabajan. Otros no trabajan nada; lo dejan así. Otros incluso lo han vendido sus terrenos. De eso queremos que hagan un análisis. Antes de revertir.

Hermitiano Gómez
‘Sí o sí tiene que renunciar Pimentel’

Como presidente de Vigilancia de la mina de wólfram estoy a cargo de fiscalizar todas las actividades en general y velar por el interés del socio, tanto de la mina aquí abajo como de la sección Illimani. Por ejemplo, tengo que ver que las máquinas se encuentren en buen estado; de la seguridad industrial, que haya lámparas, botas y más que todo los cascos. Veo que harta inversión se necesita para la cooperativa. Necesitamos colaboración técnica. Eso tenía que ver (el senador Andrés Villca) el anterior presidente, pero ahora el nuevo dirigente de Fencomin tiene que cumplir con una de las primeras resoluciones. El congreso también está con esa decisión: sí o sí tiene que renunciar el ministro José Pimentel.

Demandas

Simón Condori
‘Hay bastante discriminación para este sector’

Todo el sistema cooperativizado a nivel nacional estamos en contra del (proyecto) de ley minera porque hay bastante discriminación para este sector. Vemos que de aquí a un tiempo, el Decreto Supremo 0726 sobre los contratos lucrativos nos va a afectar. El 50% al trabajador y el 50% para que se vaya a impuestos.
Nosotros estamos en contrato con Comibol y de acá a un tiempo ya no va a depender de ellos, ahora dependería del Ministerio de Minería y Metalurgia. Todas las concesiones sean cuadrículas o pertenencias van a pasar a ese ministerio. El otro tema que nos preocupa es que aportamos a la gobernación; estamos felices porque llegará al municipio. Pero pertenecemos al municipio de Irupana y no llega.

Toribio Véliz
‘Cooperativas estamos en una situación crítica’

Potosinos, orureños y de otros departamentos hemos llegado y se ha creado Tres Ríos. La minería ha levantado el pueblo. Recuerdo que también de las comunidades eran socios. La cooperativa minera Bolsa Negra la fundaron el 15 de octubre de 1965.
Nunca hemos molestado al Gobierno, aun ahora. Nos piden proyectos para abrir otros parajes. Necesitamos ayuda técnica. Antes había ingenieros y ya no hay (ahora los contratan por un par de días). Estos muchachos han llegado jóvenes y ya están viejos. La minería es así. No es fácil. Las cooperativas estamos en una situación muy crítica. Claro, el Gobierno dice que por años estamos así (...) deberían darse cuenta de que somos el baluarte de nuestro país.

Svetlana Salvatierra, publicado en El Financiero, 6 febrero 2011

Buscar en este blog

...lo más leído del blog en un mes